Piedra libre a los pajeros. Un film que por fin cuenta la verdad de este grato flagelo.

Mi ser burgués se incrementa: me compré LCD (lamentablemente es una C y no una S) y no hago otra cosa que ver pelis y pelis. El otro día estuve viendo una que ni se si se estrenó en la Argentina pero lo que es cierto es que se consigue en DVD. Entre bostas y carretas, hay algunas joyitas que uno ni se imaginaba que existían. Una de ellas, para mi modesto gusto, es “Confesiones de un adicto al porno”. ¿qué esa inmoralidad? Me dije a mí mismo mirando la tapa de la peli, en donde el actor/comediante Spencer Rice está sentado en un sillón con el brazo extendido sosteniendo un control remoto y con los pantalones bajos por las rodillas y bollos de papel higiénico arrugados por el suelo ¿Qué imagen tan común para los varones, no? Me dije: “Esto sin dudas es una típica comedia yankie, tipo ‘American Pie’, que en el fondo no son malas porque para la comedia boluda los Yankees son de lo mejorcito del planeta, junto con los británicos”. Pensamiento que fue pulverizado por la realidad (una vez más, cuando no); en primer lugar, porque no es una comedia yankie, sino una comedia canadiense y en segundo que la peli es bastante inteligente desde el comienzo hasta la mitad (luego se pone medio bodrio). La trama principal es que un pajero, un adicto a las pelis porno, comienza a perder noción de la realidad por sus excesos manuales. Y evidentemente lo que más se pudre es su vida de pareja: su mujer lo abandona de inmediato. Por eso decide que un amigo lo filme para contar en primera persona sobre los “males” de este flagelo universal. Por eso, al principio es medio un documental muy gracioso, la verdad, muy inteligente hasta que se mete en un grupo de autoayuda al mastubero, en donde conoce a su tutor espiritual, un tipo que dejó la paja hace algunos años después de haber abusado tremendamente de ella. Luego la peli toma un camino más alocado, y se va de lo auténtico del comienzo. Pero ese primer tramo de la peli es lo que se recomienda. Muy natural y graciosa. Traten de conseguirla en DVD. Está dirigida por Duncan Christie.


supercake
Subscribite al Newsletter
e-mail