Miguel Mateos: 25 años de genial disco “Rockas Vivas”
“El imaginario colectivo es algo muy fantasmagórico y diverso”

Un evento muy importante se realizará el próximo 7 de agosto en el Luna Park. Si bien Miguel Mateos no es un artista que en la actualidad esté bien conceptuado, el artista tiene sobrados motivos para celebrar. Se cumplen 25 años de la edición de “Rockas vivas”, un disco que marcó a la juventud de los ochenta, con canciones cantadas por grandes y chicos, y que vendió sólo en la Argentina 50.000 placas.
Miguel Mateos nos habló de la música de hoy y cómo piensa un setentista con él.

¿Ha cambiado mucho la forma de escuchar música en la actualidad respecto de la década del ochenta?
En aquella época, la música parecía tener una cierta mística. La música tiene hoy una llegada a la gente con un perfil más cibernético. Hoy se tiene toda la info en los dedos. Me acuerdo cuando yo recibí Sgt Pepper, de los Beatles, uno de los discos más grandes de la música, me lo quedé mirando. Tenía 16 años. El vinilo me lo trajo una azafata desde Londres. Me pasé tres días viéndolo. Era como encontrar un secreto en esa tapa maravillosa, con la música sonando de fondo en el tocadiscos. Horas y horas. Era una especie de ceremonia. Miraba la tapa como un pelotudo. Escuchaba el disco una y otra vez. Esa ceremonia se perdió. No había videos, nada. Yo me hacía una imagen de las cosas tan personal, tan maravillada. El imaginario colectivo es algo muy fantasmagórico y diverso. Hoy esa ceremonia murió. Deber ser por la impronta de tener todo a mano. Con un enter. Entonces hoy un pibe tiene 70.000 canciones en su PC, con sus videos. Es todo muy alevoso, ese acceso tan free a tantas cosas, que te va haciendo perder el valor de las cosas.
¿Es bueno o malo ese avance tecnológico en el arte?
Creo que es un momento en que se va a volver a un cierto encuentro nuevamente con determinados valores. A todo nivel, no solamente en lo artístico. Valores que tienen que ver con cuidarse a uno mismo, el cuidado de sí, de uno. Uno puede ser feliz. También hay como una idea nacional, dándole a la palabra todo el matiz que tiene, sacándole toda la basura que le han puesto. Que no es meramente ganar un mundial, perder un partido, sino con un reconocimiento absoluto de la cultura y nuestros valores. Es una gran deuda de la democracia y de nuestros gobernantes. Esto va a ir tomando forma. Hoy nos dan una forma tecnológica de comunicarnos, en todo el mundo, y es bienvenida en cuanto y en tanto no te olvides de vos, porque cuando eso pasa no hay más nada, ni valores, ni música ni nada. Y cualquier paparruchada o cualquier música perversa te puede cambiar los hitos más importantes de tu existencia. Estamos muy expuestos a esto. Como setentista no lo puedo permitir.


supercake
Subscribite al Newsletter
e-mail