Una noche con Kim Novak

Ya se, me dirán los salidores. No es ninguna novedad. Pero las cosas se descubren, tarde o temprano, y da lo mismo si hace años algo existe. En mi mundo, es nuevo. Hoy voy a hablar de un bar que me hizo remontar a los grosos y complicados etílicamente años dorados de los noventa. Hablo de Kim y Novak, un reducto ubicado en Güemes y Godoy Cruz, en la ex legendaria zona roja de Palermo. Es un sitio chico, casi un bar como cualquier otro, pero con el correr de las horas o de los minutos, uno empieza a sentirse parte de algo. Ese es el espíritu de los noventa: el bar como el living de casa. No importa que salieras solo; una logia de solitarios estaba ahí para hacerte compañía sin pedirte nada a cambio.
Luego, alguno de esos solitarios terminaron siendo nuestros amigos del alma. Pero después del cierre de algunos célebres lugares de la noche porteña, como Ave Porco, El Dorado, entre otros, hubo como un poca bola a los lugares para solitarios reventados. Palermo palermizó todos. Le puso buenas luces, buenos climas, pero todo se caretizó: no se puede fumar, los precios son una locura e imperan las parejitas y los grupos de amigos (por qué no se irán a un telo los primeros o al patio de sus escuelas los segundos). Pues bien, una noche se me apareció Kim y Novak, que consta de dos o tres etapas: una primera, de traguitos (muy buenos y a precios razonables, por cierto), de charlar, de ubicar a la presa.
Vale aclarar que además de gente solitaria, hay un ambiente más bien gay, o friendly, que se yo, ya se confunde todo. Otra etapa intermedia es ya caer en la borrachera y recorrer el baño cada quince minutos. Escuchar buena música. Y empezar a dar picos o directamente transar con algún desconocido (ayy que buenos tiempos que ahora están en la palma de la mano, jeje). La tercera etapa es más bien guarra: sólo para los que están de vuelta de todo, o los que quieran ver qué onda. Se cierra la puerta del bar y la fiesta sigue en el subsuelo. Ver para creer. Experimentar.
Súper recomendable para los que gustan salir solitos, o de a dos, y quieren ligar. Una revelación!!!

supercake
Subscribite al Newsletter
e-mail