Remember a Benedetti: Somos mucho más que dos
(los que si y los que no)

El pueblo debate, dale con el debate. Los gays somos más famosos que los futboleros, que tuvieron que ver perder por goleada a la máquina esperanzadora que puso en marcha Maradona. Los gays están en la boca de todos. Para bien y para mal. Vayamos por los primeros ahora. Una encuesta realizada por la consultora Analogías destacó que casi un 69% de los entrevistados (sobre un total de 1250 casos) se declara de acuerdo con el proyecto de ley de matrimonio civil que la Cámara de Diputados aprobó en mayo. Entre distintos puntos, el trabajo arrojó los siguientes resultados: respecto al debate por la adopción entre personas del mismo sexo, resultó que hay adhesión de parte de 51%, mientras que los que se oponen suman 47%. La principal razón por la que la mayoría de los encuestados está de acuerdo con que los gays se puedan casar es que “todos somos iguales, personas con igualdad de derechos”, seguida por “es importante que cada persona tenga libertad para decidir qué hacer con su vida”. Los que se oponen a la medida, destacaron que lo que más le molesta  es “que es algo antinatural” y que “el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer y que lo demás es otra cosa”.
Pero del otro costado, el de los que se oponen a que la ley salga, hubo una fuerte reacción. Representantes de organizaciones no gubernamentales vinculadas con diferentes credos presentaron en el Senado, antes de que se debata la ley que había enviado Diputados, un petitorio con 634.000 firmas "en defensa de la familia" y en rechazo del proyecto de ley de matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Qué pesará más? Esta historia continuará.

Por Jualman


supercake
Subscribite al Newsletter
e-mail